Mi Academia

En Tía Xuana y Ana Manana quise crear una idea de negocio diferente a lo que hasta entonces había conocido. Una academia donde todo el mundo pudiese aprender y relacionarse en un ambiente acogedor y hogareño y con una decoración que busca reinterpretarse y descontextualizarse, alejándose de la típica apariencia de una academia de dibujo y pintura, pero adapándose perfectamente a esta actividad.

Me apasiona la relación de confianza que se establece con las personas que acuden al taller a medida que va pasando el tiempo. Para mí somos como una gran familia y siempre me emociona percibir que con el tiempo adquieren habilidades que hacen crecer su autoestima y seguridad.

Academia de dibujo y pintura en Pontevedra